Llega un momento en la vida en el que es probable que nos encontremos de bruces con una herencia. Obviando la parte emocional del óbito, en un primer momento puede ser todo un alivio, una bendición para la economía familiar pero como casi todo en la vida una herencia también tiene una cara B. En parte se puede convertir también en un castigo. Es necesario saber gestionar todos los trámites  que llegarán a continuación con eficacia si no se quiere ver uno envuelto en un problema económico.

Una vez recibimos una herencia tenemos diferentes obligaciones tributarias y trámites que realizar como el cambio de titularidad de un bien recibido. En el departamento de Asesoría Fiscal de AFHA podemos asesorarte en todo lo que necesites relacionado con las herencias y la gestión de uno de los tributos más importantes que afectan a este campo: el impuesto de sucesiones.

Aspectos claves de una herencia

El concepto herencia está relacionado con el derecho a heredar tras el fallecimiento de una persona. Ese derecho se encuentra recogido dentro del Derecho Civil y engloba tanto los derechos como las obligaciones del fallecido que se transfieren normalmente a una persona con la cual ha estado relacionado, a no ser que las obligaciones cesen con la muerte.

Toda aquella persona que no esté incapacitada por ley, podrá ser elegible como heredero o legatario. Es importante aclarar estos términos:

  • Heredero: es aquel que sucede en los bienes y obligaciones tras el fallecimiento de una persona. El heredero existe haya testamento o no
  • Legatario: es quien accede a título particular a algo concreto como podría ser una casa de campo o un coche. El difunto habría elegido entre quienes repartir unos bienes determinados. Esta figura sólo existe si hay hecho un testamento.

En caso de que la persona haya fallecido sin haber redactado previamente un testamento, las leyes determinarán quiénes serán los herederos, figura conocida como heredero forzoso.

Todo se regirá por un orden ya determinado que es el siguiente:

  • Hijos
  • Padres y ascendientes
  • Cónyuge
  • Hermanos e hijos de hermanos
  • Demás parientes de hasta cuatro grado.
  • Por último tenemos el Estado.

Impuesto de sucesiones en Andalucía

El impuesto de sucesiones es un tributo sobre la transmisión de derechos y/o bienes entre personas, es decir, está relacionado con el grado de parentesco de la persona heredera. Viene regulado en la Ley estatal 28/1987 de 18 de diciembre que cede su control a cada comunidad autónoma, por lo que no tiene la misma base en Andalucía que en otras zonas de España. La última reforma de la ley viene dada en el Decreto Legislativo 1/2019 de 9 de abril. No todo el mundo tiene que pagar el impuesto pero, aunque sea así, se deben realizar los trámites aunque la liquidación final de 0€. La situación es siempre diferente en cada caso según el grado de afinidad y la cantidad que va a heredarse.

¿Cómo se calcula el impuesto de sucesiones?

Cada caso tiene sus variables por lo que en AFHA nos ponemos a tu disposición para analizar toda la situación. ¿Qué cosas tiene el estado en cuenta para dictaminar lo que debes pagar?

  • La cantidad de la herencia: se tiene en cuenta la base imponible. No es lo mismo recibir 50.000€ que 2.000.000€.
  • Situación personal: si existe una discapacidad o bien si el fallecido lo ha hecho debido a un acto terrorista o por violencia de género.
  • Si es una donación (sigue vivo y cede) o bien si es una sucesión (si ha fallecido y hay herencia)
  •  El grado de parentesco con la persona que ha fallecido. No es lo mismo ser un primo que un hijo. Según el tipo de parientes dentro de una familia, existen cuatro grados diferentes.
    • Grado 1: descendientes y adoptados que tengan menos de 21 años.
    • Grado 2: descendientes y adoptados que tengan más de 21 años, ascendientes, adoptantes o bien cónyuges.
    • Grado 3: hermanos, sobrinos, tíos, y otros ascendientes y descendientes afines.
    • Grado 4: primos.
  • La edad que tenga el heredero bien si es mayor de 21 años o menor.
  • La Comunidad Autónoma es muy importante en este cálculo, ya que algunos conceptos bonifican en la cantidad final a pagar

Con todo esto, se hace un cálculo teniendo en cuenta qué bonifica o perjudica en cada territorio.

Cómo un asesor fiscal puede ayudarte a tributar correctamente por tu herencia

Al recibir una herencia, ¿cómo deberíamos actuar para sacar el máximo rendimiento sin perjudicar nuestras cuentas? La mejor opción es dejar este asunto en manos de un Asesor Fiscal adecuado, en el que podamos confiar todas las gestiones pertinentes. Si las cosas no van como esperamos, llegados a este punto, es posible que algunas personas renuncien a la herencia por no tener suficiente liquidez para pagar los impuestos requeridos por el Estado.

Lo más aconsejable es siempre prevenir. Por esta razón es muy importante que ante este problema se cuente con un buen Asesor Fiscal que realice una gestión eficaz de nuestro patrimonio y demás cuestiones. Su función es también asesorar sobre planes de ahorro y posibles inversiones.

Si se cuenta con un dinero extra puede verse la opción de invertirlo en acciones para que siga generando dinero de cara a poder usarlo en un futuro. Además un Asesor Fiscal, realizará una valoración de los bienes, viendo si es posible obtener algún beneficio del mismo.

Una vez se haya resuelto todo el tema del impuesto de sucesiones, será necesario ver la plusvalía municipal establecida por cada ayuntamiento local. La plusvalía es un impuesto que se grava si se ha incrementado el valor de un inmueble (por ejemplo una casa, un trastero, un local…) cuando ha sido transmitido en una herencia. Será necesario gestionarlo con el ayuntamiento en el que esté situado el inmueble.

Después ya se tendrían que hacer otras gestiones como cambios de estatutos en posibles negocios del fallecido, cambios de titulares en los inmuebles, vehículos y demás bienes.

Por último habrá que estar muy pendiente de las deducciones o exenciones ya que Hacienda prestará especial atención a la declaración de la renta durante los siguientes años buscando indicio de no haber liquidado adecuadamente el impuesto de sucesiones.

En AFHA contamos con los mejores profesionales especializados en asesoría Fiscal. Llámanos para concertar una cita y analizaremos la situación para darte la solución más óptima.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies